carros de paseo para bebe

Consejos para elegir cochecito

El cochecito es uno de los productos imprescindibles para el bebé y su primer medio de transporte.

Hoy en el mercado existen muchas marcas, modelos y colores, por lo que no resulta nada fácil elegir cochecito. Lo importante es que elijas el que más se adapte a tu estilo de vida y a tu presupuesto.

Una vez hayas tomado la decisión, podrás elegir los accesorios que necesites en función de la época del año.

Te damos algunas recomendaciones a tener en cuenta a la hora de comprar los carros de paseo y la lista de los accesorios que puedes llegar a necesitar.

Accesorios

  • Capazo o cuco
  • Silla para el automóvil grupo 0+
  • Silla de paseo
  • Cesta portaobjetos
  • Bolso y mochila portaobjetos
  • Sombrilla
  • Mosquitera
  • Burbuja o protección de plástico para la lluvia
  • Saco o manta para proteger del frío
  • Funda de toalla para verano

Recomendaciones

  • Comprueba que el capazo (o portabebés) tenga las dimensiones justas para que tu bebé esté cómodo y protegido.
  • Es importante que tengas en cuenta las dimensiones del cochecito, tanto abierto como plegado, para evitar problemas de espacio. Comprueba si pasa por las puertas de tu casa, si cabe bien en el ascensor, el espacio que ocupa en el maletero de tu coche,…
  • Comprueba que resulte fácil de manejar y también de plegar y desplegar.
  • Chequea todos los sistemas de apertura y cierre del chasis y el capazo, para evitar problemas.
  • Con el cochecito tienes muchos accesorios disponibles que puedes adquirir dependiendo de tus necesidades. Por ejemplo: protector de plástico para los días de lluvia, mosquitera, sombrilla para el sol y bolsa portaobjetos.
carros de paseo

¿Qué tener en cuenta a la hora de compra un cochecito de bebé?

Bien, empecemos con algunos aspectos cruciales a los que debemos prestar atención cuando elijamos el cochecito para tu bebé.

Ruedas – Las grandes y llenas de aire son las mejores para los paseos largos y el terreno accidentado, las ruedas más pequeñas pueden ser mejores para el uso en la ciudad y para hacer paseos. Las ruedas delanteras giratorias dan mejor maniobrabilidad, las ruedas bloqueadas hacen que el cochecito sea más estable.

Amortización – gracias a la buena amortización y al sistema de suspensión, tu hijo no estará expuesto a los golpes. Esto es algo crucial porque los bebés tienen una columna vertebral muy delicada y no tienen control del cuello y la cabeza durante los primeros meses.

Bastidor del cochecito – si el bastidor es pesado, todo el cochecito es voluminoso, por lo tanto, deberíamos buscarnos un bastidor ligero. Por supuesto que tiene que ser fuerte y duradero al mismo tiempo.

Los frenos – deben bloquear ambas ruedas simultáneamente. Cuando las ruedas están bloqueadas, el cochecito debe estar inmóvil.

El toldo – debe doblarse fácilmente y en silencio y permitir la ventilación, esencial para los días de calor. Debe ser lo suficientemente grande como para proteger a tu hijo del sol y del viento y darle espacio para crecer.

Manillar ajustable – hace que llevar el cochecito sea más cómodo para padres de diferente altura.

Asiento «reverse» – Permite la posibilidad de cambiar la dirección en la que tu hijo está mirando. Característica muy útil, ya que los padres suelen preferir cuando su hijo este de frente, pero un niño curioso prefiere ir de frente al mundo y observar los alrededores.

¡Cesta de almacenamiento debajo del asiento – muy útil no sólo para las madres!

Recuerda – colgar bolsas pesadas en el manillar puede disminuir la estabilidad del cochecito y aumentar el riesgo de volcarse. Por lo tanto, una cesta espaciosa es imprescindible.

Cubierta desmontable – Una cubierta que pueda ser rápidamente desabrochada y limpiada y una tela que sea fácil de limpiar, sin encogerse o desteñirse. Es realmente genial tener la posibilidad de quitar el acolchado del asiento y tirarlo a la lavadora.