Regurgitaciones, cólicos e ictericia fisiológica

Los cambios que se producen en el sistema digestivo del recién nacido

Regurgitaciones, cólicos e ictericia fisiológica

Cuando el bebé nace, su sistema digestivo ya está formado, pero aún sufrirá algunos cambios, ya que antes se alimentaba a través de la madre pero ahora tendrá que hacerlo por sí solo. De hecho, el nacimiento supone un cambio brusco para la digestión, aunque el pequeño solo se alimente de leche materna.

Durante ese periodo de transición, suelen aparecer algunas irregularidades en el funcionamiento digestivo del bebé, pero no tienes por qué alarmarte ya que se trata de un proceso natural del desarrollo del bebé. Aún así, es conveniente que conozcas cuáles son los cambios que se producen para que puedas distinguir las señales de alarma que indican que algo no va bien.

Los tres cambios más comunes en la digestión durante los primeros días del bebé

  1. Regurgitaciones. Es normal que durante los primeros días de vida, los bebés tengan regurgitaciones. Se trata de pequeñas cantidades de alimento que vuelven a la boca, después de haberlas ingerido. No se trata de un vómito, porque en ese caso el alimento proviene del estómago y se expulsa con fuerza. Al contrario, las regurgitaciones salen con menos fuerza y se producen debido al reflujo gastroesofágico, provocado por la inmadurez del esfínter que separa el esófago del estómago. No obstante, con el paso de los días este problema va quedando atrás. Una buena señal es que el bebé gane peso ya que indica que, a pesar de las regurgitaciones, se está alimentando bien.
  2. Cólicos. Los cólicos son uno de los problemas más usuales durante la lactancia del bebé, suelen aparecer durante la segunda semana de vida y no desaparecen hasta los tres meses, aproximadamente. Se producen porque el pequeño aún no ha aprendido a comer bien y traga aire al succionar la leche. También pueden estar provocados por gases a nivel intestinal. En todo caso, para aliviar estas molestias, es recomendable lograr que el bebé se alimente tranquilamente e incorporarlo después de comer, dándole masajes suaves en la espalda o el abdomen.
  3. Ictericia fisiológica. Cuando los bebés nacen, suelen presentar lo que se conoce como ictericia fisiológica, que no es más que un color amarillento en la piel, los ojos y las membranas. Se trata de un fenómeno completamente normal provocado por la inmadurez del hígado, pero poco a poco desaparecerá. Solo debes acudir al pediatra si la ictericia se produce antes de las 48 horas de vida o después de los 15 días.

Las deposiciones: Un signo importante del funcionamiento del sistema digestivo

La primera deposición del bebé se denomina meconio y debe ocurrir en algún momento dentro de las 24 horas después del nacimiento. Generalmente tiene un color verde oscuro, casi negro, porque está compuesta por bilis, líquido amniótico, mucosidad y células que provienen del tubo digestivo.

Algunos bebés pueden pasar hasta tres días expulsando el meconio, lo cual es perfectamente normal. De hecho, aunque estas deposiciones tienen un aspecto “raro”, significa que su sistema digestivo está funcionando con normalidad. Por eso, cuando pasan 48 horas después del nacimiento y el bebé no ha expulsado el meconio, es recomendable acudir inmediatamente al pediatra.

Posteriormente, las deposiciones del bebé adquirirán un color amarillo pálido o más oscuro, pero seguirán teniendo una consistencia semilíquida. No obstante, si el bebé se alimenta de leche materna, sus deposiciones serán más densas. Cuando le alimentas con leche artificial, las deposiciones son más acuosas y tendrán un olor más fuerte, parecido al de las heces de un adulto.

La frecuencia de las deposiciones varía mucho de un bebé a otro. Algunos pueden hacer solo una deposición al día y otros hasta cinco, casi siempre después de cada toma. No obstante, considera que si está alimentándose con leche artificial, la digestión será más lenta.

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar