Juegos para estimular al bebé

La comunicación del bebé de 19 meses

Las primeras palabras del bebé de 19 meses

A los 19 meses la mayoría de los bebés tienen un repertorio compuesto por 17 palabras, más o menos. No obstante, algunos continúan balbuceando y otros configuran un “discurso” largo y casi ininteligible, incluso para los padres.

Cuando el pequeño percibe que no le entiendes, puede sentirse frustrado y terminar llorando. Deberás tener paciencia y ponerte en su lugar, imagina que él puede comprender mucho más de lo que es capaz de expresar.

No obstante, se trata de una etapa que durará poco, ya que muy pronto comenzará a formar frases de tres palabras que tengan más sentido para ti. Aún así, es probable que continúe utilizando una sola palabra para indicar varias cosas (por ejemplo, puede usar la palabra “tete” para indicar que tiene sueño, hambre o que desea el chupete).

El bebé comienza a abrirse más a los otros

El bebé comienza a abrirse más a los otros

Habrás notado que la forma de jugar de tu bebé ahora es más compleja. Con 19 meses no se limita a tener en brazos a su peluche, sino que también lo acaricia, pasea o intenta dormirlo.

En esta etapa comienza a gestarse el juego simbólico, gracias al cual el niño recrea todo lo que ocurre en su entorno, desde su relación con los padres, hasta lo que ha visto en la televisión. De esta manera comprende el mundo de los adultos, interioriza las reglas e incluso canaliza sus miedos y preocupaciones.

Por otra parte, el bebé comienza a mostrarse más receptivo ante sus coetáneos, si bien aún preferirá jugar con los adultos, ya que estos le proporcionan estímulos mucho más enriquecedores. No obstante, durante breves periodos de tiempo podrá jugar con niños de su edad e incluso compartirá sus juguetes. 

Aprovecha los momentos en que toma la iniciativa para alabar su actitud, así estarás creando las bases para desarrollar valores positivos. Pero no le pidas peras al olmo, es normal que el bebé aún sea muy posesivo con sus juguetes, sobre todo con sus preferidos. Estimúlalo a que comparta, pero no lo obligues.

En esta etapa también notarás que colabora mucho más. Es probable que cuando te vea guardar los juguetes, se acerque y te ayude. Este es un buen momento para que incentives valores como la responsabilidad y la cooperación.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *