Juegos para estimular el desarrollo del bebé de cinco meses

Juegos para estimular el desarrollo del bebé de cinco meses

Los juegos de estimulación al desarrollo de los bebés de 5 meses

Durante el quinto mes de vida el pequeño tiene sus sentidos muy aguzados, por lo que su inteligencia comienza a desarrollarse a pasos agigantados. Además, sus músculos ya son lo suficientemente fuertes como para sostenerlo y ha comenzado a desarrollar, si bien incipientemente, la motricidad fina.

En este etapa es muy divertido jugar con el pequeño, por eso a continuación te resumimos tres juegos que también contribuirán a su desarrollo.

¿Dónde está mi galletita?

En el quinto mes el bebé comienza a darse cuenta que cuando un objeto sale de su campo visual no deja de existir sino que desaparece momentáneamente. Por eso, utilizar vías divertidas para consolidar esta idea es fundamental. De hecho, éste es el propósito central del juego para el cual se utilizará una galletita o algún juguete pequeñito así como varias cajas y bolsas de nylon.

Al comenzar el juego se tomará la galletita o el juguete y se meterá en una bolsa frente al bebé. Luego se meterá esta bolsa dentro de otra más grande, luego dentro de una caja más grande y así sucesivamente. Una vez que se hayan acabado de meter todas las cajas y bolsas, se pondrá la caja mayor frente al bebé y se le preguntará: “¿Dónde está la galletita?

Seguidamente se comenzará a sacar cada bolsa y cada caja hasta llegar a la galletita. Eso sí, debe prestársele especial atención a que el bebé esté mirando. Cuando aparezca la galletita se le dirá: “Mira aquí tu galletita” y se le permitirá que la agarre.

La búsqueda del tesoro

El impulso de agrupar cosas, sobre todo si son objetos extraños para el bebé, es algo característico de esta etapa. Ésa es precisamente la base de este juego, que es muy sencillo ya que simplemente demanda que se vaya de paseo con el bebé a algún sitio cercano, como puede ser el parque. Lentamente se irá recorriendo todo el sitio y cuando se encuentre algún objeto curioso (una hoja de árbol o una rama que tenga una forma particular) se recogerá y se le enseñará. De esta manera el bebé comenzará a percatarse de las cosas interesantes que hay en su entorno y se sentirá motivado a descubrirlas.

¡Arre caballito!

En este juego el bebé aprenderá de manera divertida que cada acción tiene una consecuencia. Para esto una persona deberá sentarse en una silla con las rodillas bien juntas y las piernas colocadas en un ángulo recto. El bebé se sentará de frente, encima de las piernas, y se sujetará con las manos por la cintura para que no caiga.

Así, se comenzará a mover sobre las piernas cantando alguna canción y en un momento puntual (cuando se llegue a una palabra precisa) se abrirán las piernas para que el bebé descienda lentamente. Claro, el bebé no deberá llegar al suelo para que no se haga daño.

Estos movimientos se repetirán una y otra vez hasta que el pequeño logre asociar la palabra específica de la canción con el movimiento de abrir las piernas y caer.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *