como Envolver al bebé para dormir

Envolver al bebé para dormir

La técnica de envolver a los recién nacidos es muy antigua pero últimamente se está volviendo a utilizar.

¿Cómo se hace y por qué le gusta a tu bebé?

Durante los primeros meses de vida es muy aconsejable envolver al bebé con una manta. Tu bebé estará más relajado y calmado, y se podrá dormir más rápido, además tendrá menos dolor abdominal. ¿Por qué pasa esto? Además de hacerlo sentir caliente, también le hará sentir seguro como si estuviera nuevamente en el vientre materno. Cuando envuelvas a tu bebé recién nacido en una manta, le recordará a las fuertes medidas de seguridad del útero.

Video: Cómo envolver a un bebé recién nacido paso a paso

¿Cuánto tiempo puedo envolverle?

El método de envolver al bebé se usa sobre todo para calmarlo y le sirve de protección al recién nacido. No existe una norma fija de cuando tienes que dejar de utilizar esta técnica de envoltura, pero puedes dejar de envolverlo mientras está despierto porque esto podría interferir en su movilidad y en su desarrollo. Una de las principales razones de esta técnica es para evitar movimientos involuntarios y bruscos de brazos y piernas que hace tu recién nacido como acto reflejo y lo mantiene abrigado y calentito durante los primeros días de vida. Este llamado reflejo de Moro normalmente ocurre sólo durante los primeros meses después del nacimiento. Debes envolver a tu hijo paso a paso, y tu bebé debe estar siempre relajado. Si lo haces con cuidado, tu hijo apenas notará el cambio y dormirá mejor.

La técnica de envolver al bebé

  • Necesitas una manta de tamaño 80 x 80 cm. El material debe ser transpirable y preferentemente de materiales naturales.
  • Primero dobla la esquina superior de la tela hacia adentro. Coloca a tu hijo encima de la manta con la cabeza sobre la esquina doblada. También puedes poner la cabeza de tu hijo en un cojín fino.
  • Ahora agarra la esquina izquierda de tu bebé y pásala sobre su cuerpo, metiendo el extremo que sobresale debajo de su brazo derecho, debajo del hombro y bajo su espalda.
  • Coge el extremo inferior de la manta y súbela hasta que quede debajo de la barbilla de tu bebé.
  • Agarra la esquina de la derecha y envuelve el cuerpo con esa parte y mete el borde debajo de su brazo izquierdo y de su espalda.
  • Intenta hacerlo que el cuerpo del niño esté firmemente envuelto, pero sin apretarle mucho. Ahora tu pequeño está listo para dormir.

Si tienes dudas o dificultades sencillamente habla con tu matrona, ella te mostrará como hacerlo, y ayudarte a practicarlo.

Debajo de la mantita

¿Qué debe llevar el bebé debajo de la manta?

En cualquier caso un pañal. La ropita, por el contrario, puede variar dependiendo de la temporada y la constitución del bebé. Si es muy caluroso quizá en pleno verano será mejor que esté desnudo o solo un body.

En invierno debe estar bien cubierto, y también la cabecita.

Las primeras semanas un gorrito no es una mala idea.¿No sabes si tu hijo tiene calor o frío?

Puedes comprobar la temperatura en el cuello. Pero cuidado: muchos padres tienden a equipar demasiado al pequeño, con demasiada ropa. No sólo debes procurar por el frío sino también que no sude.

Visita nuestra tienda para comprar las mejores Hamacas para bebés

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar