remedios caseros estreñimiento bebes recien nacidos

El estreñimiento en los bebés: ¿Cómo detectarlo y tratarlo?

5 consejos para solucionar y prevenir el estreñimiento en los bebés

El estreñimiento es uno de los trastornos digestivos más frecuentes en los bebés. De hecho, se estima que afecta a alrededor del 8% de los niños y que es la causa del 5% de las visitas a pediatría y de hasta un 25% de las consultas de gastroenterología pediátrica. Básicamente, se trata de una alteración digestiva que se caracteriza por la dificultad o imposibilidad de evacuar las heces.

Sus causas son diversas. Alrededor del 90% de los casos de estreñimiento en bebés están relacionados con una alimentación inadecuada, aunque también puede deberse a la inmadurez del sistema digestivo, la cual afecta los movimientos intestinales. En algunos casos también puede estar causada por la deshidratación, o debido a otra condición médica como el hipotiroidismo y algunos trastornos metabólicos.

Los síntomas que presenta un bebé con estreñimiento

Según la Asociación Española de Pediatría, un bebé debería defecar dos veces al día como media, por lo que si pasa un día o más sin defecar, se puede decir que sufre estreñimiento. En estos casos, la imposibilidad para defecar suele llegar acompañada de otros signos que delatan inmediatamente este problema:

1. Comportamiento intranquilo. Cuando el bebé tiene estreñimiento, es normal que esté irritado y llore con insistencia. Asimismo, es habitual que no deje de mover las piernas y que su rostro se ponga muy rojo, debido al esfuerzo que tiene que hacer para evacuar.

2. Gases y cólicos. Cuando el bebé está estreñido, es habitual que aparezcan gases y cólicos que le resultan muy incómodos. En ocasiones incluso puede llegar a manchar ligeramente el pañal pero sin llegar a defecar.

3. Heces duras y secas. La consistencia de las heces en el bebé suele variar dependiendo de su alimentación. Sin embargo, cuando un bebé pasa mucho tiempo sin defecar es normal que las heces sean más secas y duras, lo cual dificulta su eliminación.

Cinco consejos para solucionar y prevenir el estreñimiento en los bebés

1. Lacta al bebé el mayor tiempo posible. La OMS asegura que la lactancia materna es el mejor remedio para prevenir algunas de las enfermedades en los bebés, entre ellas el estreñimiento. Esto se debe a que la leche materna contiene nutrientes que el niño puede digerir con mayor facilidad y que además estimulan el tránsito intestinal. Lo ideal es que se mantenga como alimentación complementaria al menos durante el primer año de vida.

2. Estimula al bebé para que haga ejercicio. Animar al bebé a que gatee o a que mueva las piernas es una estrategia muy eficaz para estimular el tránsito intestinal y ayudar a que el bolo fecal avance. También puedes sostenerlo en brazos ya que la posición vertical favorece el movimiento intestinal y la evacuación de las heces.

3. Masajea ligeramente su abdomen. Un ligero masaje en el abdomen sirve para estimular el movimiento intestinal. Realiza movimientos circulares muy suaves sobre su panza en el sentido de las manecillas del reloj. Si le ayudas a flexionar de forma rítmica sus piernas hacia el abdomen, también estimularás el reflejo de defecación.

4. Cuida su alimentación. Independientemente de si el niño aún consume leche materna o no, es conveniente que le des abundante líquido ya que este ablanda las heces fecales y facilita su tránsito por el intestino. Asimismo, debes incluir en su dieta alimentos ricos en fibra vegetal y reducir los alimentos astringentes como la banana, la patata, el arroz y la manzana.

5. Recurre a los fármacos como última opción. Si el problema ha durado más de lo normal y el bebé está muy inquieto, los fármacos anti-estreñimiento pueden prevenir una posible obstrucción intestinal. El pediatra podrá indicarte cuál es la mejor opción, aunque también puedes recurrir a las “leches anti-estreñimiento” o a los supositorios de glicerina.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *