primeros síntomas de embarazo

¿Cómo organizar la llegada del bebé a casa?

Qué necesitarás y cómo organizarte para la llegada del bebé

El nacimiento de un bebé implica pensar en mil cosas ya que los padres tienen que asegurarse de tener a mano todo lo que necesitan para su cuidado, decorar la habitación del bebé, conseguir todos los imprescindibles,…

De hecho, es preferible ir comprando y organizando todo antes de la llegada de un bebé ya que después del parto, es mejor estar tranquilos en casa, sobre todo para que la madre pueda reposar y disfrutar de su bebé.

Para que no te agobies demasiado ni olvides ningún detalle, te explicamos todo lo que necesitarás.

¿Qué necesitarás?

– Dispositivo de seguridad homologado para el coche. 

Cuando se trata de padres primerizos, uno de los detalles que suelen olvidar es colocar una silla de coche para llevar al bebé en el coche. Por eso, es recomendable que lo coloques durante las últimas semanas del embarazo, así no lo olvidarás con las prisas del parto. Durante los primeros días del bebé, también es muy útil tener un capazo para poder dejar que el pequeño duerma mientras lo llevas.

 Portabebés. 

Un portabebés es muy cómodo porque podrás llevar al pequeño por casa cuando esté despierto o cuando des un paseo. Así te sentirás más tranquila y el bebé también. No obstante, con los recién nacidos hay que extremar las precauciones, debes asegurarte de que estás usando el modelo adecuado, que tenga un soporte para la cabeza de manera que proteja proteger la musculatura del cuello del bebé, que aún es muy débil.

– Pañales. 

Es conveniente que tengas los pañales preparados cuando el bebé llegue a casa. En el mercado hay diferentes marcas y modelos pero, en sentido general, los pañales ecológicos son una buena opción ya que así estarás segura de que la delicada piel de tu pequeño no estará en contacto con productos químicos que puedan irritarla.

– Bañera y productos de higiene. 

Durante los primeros días, los pediatras no recomiendan bañar al bebé sino limpiarlo usando un paño suave, humedecido en agua tibia. Sin embargo, una vez que se le caiga el cordón umbilical, tendrás que darle su primer baño y necesitarás tener una bañera pequeña y productos de higiene que no irriten su piel.

– Ropa. 

Durante los primeros días necesitarás algunos pijamitas y bodys de cuello amplio, para que no rocen la piel. En invierno también necesitarás calcetines, un gorrito y mantas. Además, deberás tener siempre a mano toallas muy suaves para envolverlo. Recuerda que debes lavar toda la ropa de bebé antes de usarla, preferentemente a baja temperatura y con un jabón adecuado, jamás utilices suavizante pues puede producir alergia.

Limpiar la casa a fondo es fundamental

Es conveniente preparar el hogar para la llegada del bebé. De hecho, los días antes del parto muchas mujeres experimentan una necesidad compulsiva de limpiar la casa, es lo que se conoce como “síndrome del nido”.

Existen diferentes explicaciones para este fenómeno, por una parte, se afirma que es una reacción espontánea que pone a prueba al organismo de la madre para afrontar el momento del parto. Por otra parte, también es una estrategia para lidiar con la ansiedad, una expresión del deseo de poder controlar la situación.

En todo caso, es conveniente que no te dejes llevar demasiado por esas ganas de limpieza, y que no hagas esfuerzos innecesarios. Pide ayuda para realizar las tareas más difíciles. También es recomendable que dejes llena la nevera y la despensa ya que en esos días habrá poco tiempo para ir de compras.

La clave radica en organizar todo con anterioridad

Como colofón, recuerda que los días después del nacimiento del bebé, la madre se sentirá débil y necesitará un poco de ayuda. En dependencia de cómo haya sido el parto, podría necesitar que otra persona cuidase al bebé, sobre todo si debe guardar reposo. Por eso, es conveniente que sepas con antelación con qué personas puedes contar.

También es importante coordines las visitas, de forma que no molesten demasiado al bebé. De hecho, debes recordar que durante los primeros días el pequeño necesita tranquilidad, al igual que tú.

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar