Cómo amamantar gemelos

Cómo amamantar gemelos

Dar el pecho a gemelos

Después del parto, una de las mayores preocupaciones de las madres de gemelos es cómo realizar la lactancia múltiple, sobre todo cuando son primerizas. Sin embargo, aunque a primera vista puede parecer una tarea complicada, en realidad solo se necesita paciencia, perseverancia y un poco de práctica. Con el paso de los días habrás creado el hábito y no solo te resultará sencillo sino también reconfortante.

Mira en nuestra tienda las mejores Hamacas para bebés

Mira este video sobre como deberías amantar a tus gemelos

Cinco consejos para manejar la lactancia múltiple

  1. Comienza con las extracciones lo antes posible. Lo ideal es que comiences a amamantar o a utilizar un sacaleches eléctrico 3 o 4 horas después de que el bebé haya nacido. Si has tenido un parto complicado, puedes retrasarlo un poco más, hasta que estés en condiciones de realizar las extracciones. Con este pequeño truco lograrás estimular la producción de leche, de manera que cuando tengas a tus hijos en brazos, podrás amamantarlos sin ninguna dificultad. Ten en cuenta que las extracciones deben ser cortas pero frecuentes, aproximadamente cada tres horas.
  2. Alimenta a los bebés según sus demandas. Permitir que los bebés se alimenten cada vez que lo necesiten es la mejor manera para garantizar que tendrás leche suficiente para ambos. Es cierto que dos bebés demandan muchísimas tomas y que estas serán largas pero esta situación solo ocurre durante los primeros meses pues a medida que transcurre el tiempo las tomas son más espaciadas. Por tanto, durante las primeras semanas, la clave radica en tener mucha paciencia y ser consciente de que este periodo pasará pronto.
  3. Aprende a amamantar a ambos bebés desde el inicio. Muchas madres ven como el tiempo se les escurre porque le dan el pecho a cada uno de los bebés por separado, lo cual también implica un gran desgaste físico y una fuente de estrés. Por eso, desde el principio debes intentar sincronizar las tomas de ambos bebés, lo cual se logra haciendo que ambos se alimenten, aunque solo uno lo haya pedido. Poco a poco irás logrando que sus ritmos coincidan, hasta que llegue el momento en que tengan hambre a la misma hora.
  4. Crea las condiciones apropiadas para la lactancia múltiple. La lactancia exclusiva no es igual a la lactancia múltiple, esta última demanda más condiciones ya que deberás atender a dos bebés al mismo tiempo. Por eso, es imprescindible que encuentres un buen cojín de lactancia múltiple, los mejores son los que tienen forma cuadrada o de herradura. Cuando llegue el momento de dar el pecho te darás cuenta de su importancia ya que te ayudará a sostener a los bebés sin que tu espalda y hombros se resientan. Por supuesto, también existen algunas posturas que no demandan el uso del cojín pero son más complicadas y, a la larga, también son más agotadoras, aunque es cuestión de que vayas probando y encuentres la posición en la que todos os sintáis cómodos.
  5. Céntrate en lo verdaderamente importante. Tener un bebé no es fácil, tener dos es más complicado por lo que el tiempo y las energías no te sobrarán. No pretendas ser una súper mamá, durante las primeras semanas, céntrate en tus bebés y olvídate del resto. Intenta que alguien te ayude con las tareas del hogar y, sobre todo, limita la cantidad de visitas o aprovéchalas para que te den una mano con lo que necesites.

Recuerda…

Asume este reto con optimismo, no olvides que a lo largo de los años muchísimas madres han lidiado con mellizos y lo han hecho muy bien. Es normal que surjan pequeñas dificultades pero no dejes que te desanimen, y tampoco prestes atención a los comentarios negativos. La clave para salir airosa de esta etapa consiste en informarse sobre las peculiaridades de la lactancia múltiple y contar con la ayuda de las personas que están a tu alrededor.

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar