Yoga hormonal

Yoga hormonal

A través del yoga hormonal puedes trabjar tu equilibrio hormonal y estimular las hormonas para aumentar las posibilidades de concebir un hijo.

En este artículo puedes aprender exactamente qué es y cómo funciona el yoga hormonal, y te proponemos unos sencillos ejercicios de un método inventado por Dinah Rodrigues.

El yoga hormonal, aunque aún poco extendido entre la sociedad europea, se rpesenta como un método natural y inofensivo para el tratamiento de los desajustes hormonales.

Entre un 30 y 40 por ciento de los casos en que los no se satisface el deseo de obtener un bebé, la causa reside en la mujer. Puede haber muchas razones diferentes, que pueden ser físicos, hormonales o psicológicos. Mientras que las causas orgánicas por lo general sólo se pueden corregir quirúrgicamente, para los problemas psicológicos y hormonales entra en juego el yoga hormonal. Aún así no olvides que no es un sustituto al tratamiento hormonal.

¿Qué es exactamente el yoga hormonal?

El concepto y la estructura del yoga hormonal fue desarrollado por la brasileña Dinah Rodrigues. Los tres componentes principales que conforman el yoga hormonal son:

  • los movimientos y figuras, que pertenecen a distintas técnicas de yoga
  • las técnicas especiales de respiración y
  • la activación y fortalecimiento de las energías del cuerpo.

La combinación de estos factores crea una forma dinámica de yoga (hormonal), que es ideal incluso para principiantes sin experiencia previa.

Ayuda a través del yoga hormonal

  • Según los defensores de esta forma de yoga, el yoga hormonal es beneficioso porque estimula el sistema hormonal.
  • Los ejercicios dinámicos también activan el metabolismo y la circulación.
  • Los ejercicios del yoga hormonal también se utilizan para contrarrestar los síntomas que se padecen durante la menopausia o durante la menstruación.
  • Es innegable que los ejercicios pueden reducir el estrés y en algunas mujeres es beneficioso para resolver los bloqueos mentales. Dado que el estrés es frecuentemente una de las causas de las alteraciones hormonales, este aspecto del yoga hormonal es particularmente importante.

¿Cuando no se recomienda el yoga hormonal?

  • Si padeces un exceso de producción de ciertas hormonas debes consultar al ginecólogo antes de asistir a una clase de yoga hormonal. En caso de duda es mejor que no realices este tipo de yoga.
  • Si el problema está en los órganos reproductores (obstrucción de las trompas de Falopio, quistes y tumores) el yoga hormonal no tiene un efecto mejorador en estos problemas, ya que las causas son la naturaleza orgánica y no hormonales.

La efectividad del yoga hormonal

Desafortunadamente no hay estudios clínicos que puedan confirmar o negar el efecto del yoga hormonal. Por parte de los médicos hay ciertas críticas sobre el efecto directo sobre la actividad hormonal. Lo que no está descartado ni por los médicos es el efecto positivo en la reducción del estrés y la relajación. En este sentido solo podemos emplazarte a que consultes los profesores y los centros de yoga de tu ciudad por si imparten cursos de yoga hormonal y que te informes bien.

¿Qué debes tener en cuenta ante el yoga hormonal?

Ni la edad ni la condición física son factores excluyentes para realizar el yoga hormonal, ya que todos los ejercicios son muy flexibles y adaptables a tus capacidades físicas individuales. Un curso único de introducción (por ejemplo, un curso de fin de semana) es recomendable para una primera aproximación y para que puedas aprender las técnicas con la supervisión adecuada. Después de este curso se pueden realizar los ejercicios en casa y profundizar los conocimientos con materiales adicionales.

Es importante que, también en el yoga hormonal, lleves a cabo los ejercicios de forma consciente y con atención. Por lo tanto debes tomarte tu tiempo y centrarte por completo en tí mismo y los ejercicios. Si introduces la serie de ejercicios como una especie de ritual rutinario, te será más fácil y beneficioso.

Un par de ejercicios de yoga hormonal

A modo de toma de contactocon el yoga hormonal te explicamos un par de ejercicios para que puedas probarlos en casa. Para ampliar los ejercicios debes acudir a un centro o a clases con un profesor de yoga. Recuerda que la base también del yoga hormonal es la respiración y la consciencia en todo momento de tu cuerpo. No lo olvides.

Ejercicio 1

  • Empiezas sentada con las piernas estiradas y los brazos relajados encima de las rodillas.
  • Inspiras profundamente y doblas la pierna derecha (como en la posición del indio sentado) llevando el talón hasta tu ingle mientras expiras.
  • Con una inspiración levantas ambos brazos y al bajarlos alargas tu cuerpo hasta agarrarte a la punta del pie izquierdo.
  • En esta posición realizar 7 Bhastrikas o “fuelle” (un tipo de pranayama, los ejercicios respiratorios del yoga). Inspirar y exalar rápido pero profundamente, las acompasas con el movimiento de acercar el cuerpo a la pierna flexionando el pie hacia el suelo. Ayúdate de los brazos haciendo una presión parecida a una flexión.
  • En la séptima flexión nos quedamos abajo y respiramos profundamente: inspirar, aguantar el aire un poco, expirar y retención sin aire. Mientras respirams dejas que la energía fluya al ovario izquierdo.
  • Recuperas la posición de ambas piernas estiradas y espalda recta (sin forzar).
  • Proceder de misma forma con la pierna izquierda.

Ejercicio 2

  • Sentada en la misma posición, doblamos la pierna derecha acercando la rodilla al pecho y dejando el pie plano.
  • Pasas el pie derecho al otro lado de la pierna izquierda manteniendo la posición, aguanta la rodilla con el brazo izquierdo, como si lo abrazáras y estiras el brazo derecho hacia el costado opuesto, con una leve torción del cuerpo hasta que la mano derecha nos toca el suelo, detrás de la espalda.
  • Inspiras lentamente y estiras la columna vertebral hacia arriba, y al expirar dirigies el hombro derecho un poco hacia atrás (es un movimiento poco perceptible).
  • Siguen las siete Bhastrikas y luego respiras lenta y profundamente. Debes concentrarte en relajarte y sentir al expirar como la energía fluye por el ovario derecho.
  • Proceder de misma forma con la pierna izquierda.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *