recomendaciones para quedarse embarazada

Recomendaciones para quedarse embarazada

¿Deseas quedarte embarazada? Tres reglas de oro que debes cumplir

Es difícil predecir con exactitud cuánto tiempo tardará una mujer en quedarse embarazada. Este feliz acontecimiento está determinado por múltiples factores que incluyen desde la salud general de la pareja hasta sus respectivas edades e incluso la frecuencia con que mantienen relaciones sexuales.

Como regla general, se conoce que las parejas fértiles tienen un 25% de probabilidades de concebir un bebé durante el ciclo menstrual de la mujer. Por ende, a lo largo de un año, las probabilidades de quedarse embarazada oscilan entre un 75 y un 85%.

La regla número uno: Mantenerse atenta a la ovulación

Afortunadamente, existen algunas técnicas o trucos que te ayudarán a quedarte embarazada. En primer lugar, debes saber exactamente cuándo estás ovulando, para ello será de gran ayuda que te informes sobre cómo funciona el proceso de ovulación y concepción. En la actualidad existen diferentes formas para detectar cuándo estás ovulando, controlar la temperatura basal y la consistencia del moco cervical son algunas de las alternativas más fáciles y difundidas.

En la práctica, la ovulación se produce cuando el ovario libera al óvulo y este se dirige a las Trompas de Falopio y posteriormente al útero, que es donde se realiza la fecundación. En las mujeres que tienen un ciclo regular de 28 días, el día fértil es el 14. Obviamente, mientras más irregular sea tu periodo menstrual, más difícil será conocer con precisión los días en que estás ovulando.

Uno de los signos físicos más claros de la ovulación son los malestares en el vientre. De hecho, estadísticamente hablando, se conoce que una quinta parte de las mujeres siente dolores en el bajo vientre, que pueden durar solo algunos minutos o prolongarse durante horas. Como puedes presuponer, tener relaciones sexuales durante estos días es la clave para quedarte embarazada.

La regla número dos: Apostar por la salud

Muchas parejas que intentan concebir se centran exclusivamente en aumentar las sesiones de sexo y se olvidan por completo de que el estado de salud también es fundamental. Numerosas investigaciones han demostrado que los hábitos de vida inadecuados, tanto en el hombre como en la mujer, disminuyen la fertilidad. Por eso, es importante:

– Mantener el peso corporal bajo control.
– Dejar de fumar.
– Optar por una dieta sana y equilibrada donde las verduras y las frutas desempeñen un papel protagonista.
– Evitar los productos con edulcorantes artificiales, con grasas trans y con carbohidratos simples.
– Realizar actividad física de intensidad moderada ya que el sedentarismo es tan malo como el deporte extremo.
– Limitar el consumo de leche puesto que se ha descubierto que esta es perjudicial para la salud de los espermatozoides.
– Disminuir los niveles de estrés.
– Dormir lo suficiente.
– Evitar los lubricantes porque dificultan la movilidad de los espermatozoides.

Regla número tres: Tomárselo con calma

Cada 500.000 parejas, unas 1.200 tienen problemas de fertilidad. Los problemas de ovulación, la endometriosis y la escasa movilidad de los espermatozoides son algunas de las causas más comunes pero también se conoce que la ansiedad y el estrés afectan profundamente la fertilidad. Algunas parejas se focalizan tanto en lograr su objetivo que la concepción se convierte en una verdadera obsesión.

Se sabe que el estrés afecta a todo nuestro organismo en general y provoca un profundo desbalance hormonal. En los hombres, puede provocar una merma en la movilidad de los espermatozoides y en las mujeres suele alterar el ciclo menstrual. Esto se debe a que el estrés altera la producción de la hormona GnRH (que es liberada por el hipotálamo de forma intermitente para dar lugar a la ovulación).

Afortunadamente, existe una solución muy sencilla: tomarse la concepción con calma. Si después de un año la pareja no ha logrado concebir, entonces deben acudir a un especialista para que les haga los estudios correspondientes. 

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar