edad y fertilidad femenina

Edad y fertilidad

La edad y la fertilidad de la mujer estan completamente relacionados. Los médicos afirman que la fertilidad de una mujer a la edad de 35 años empieza a disminuir. Esto hace que a muchas mujeres mayores les cueste bastante quedarse embarazadas y recurran a métodos de reproducción asistida. Aquí te contamos lo que debes saber sobre la relación entre edad y fertilidad.

No hay evidencias de que la esterilidad en sí misma vaya en aumento. Sin embargo, dado que muchas parejas en el primer mundo rico deciden postergar el tener hijos para más adelante en la vida, la fertilidad vinculada a la edad tiene sin duda un mayor peso. Es normal que se hable más abiertamente por ello de este fenómeno.

Una de cada cuatro parejas en edad reproductiva tiene problemas de fertilidad en entornos acomodaticios, lo cual está relacionado con muchos factores, pero uno de los más importantes es la relación edad-fertilidad de la mujer. Se ha comprobado que la fertilidad de las mujeres declina con la edad, y después de los treinta y cinco años la probabilidad de de quedarse embarazada de manera no planeada es sólo de un 15 % cada mes. Después de los 40 años de edad la fertilidad disminuye, y esta probabilidad baja a menos de un 10%.

En este sentido los problemas de fertilidad en mujeres de edad avanzada, entendiendo más allá de los 40, son bastante habituales. La fertilidad vinculada a la edad de la mujer es algo que no puede frenarse ni modificarse a placer. La fertilidad y la edad son términos completamente vinculados por la simple razón que los óvulos son livitados, y a esta edad la fertilidad se reduce pues no hay más (o muy pocos) óvulos fértiles.

Al nacer, una mujer cuenta con unos 400 mil óvulos. Tras la pubertad, la mujer ovula normalmente un solo óvulo cada 28 días. Aunque la cantidad de óvulos de una mujer excede la cantidad de óvulos que necesitaría en toda su vida, la calidad de los óvulos disminuye progresivamente con la edad y la fertilidad con ello.

Técnicas de reproducción asistida

Ante los problemas de fertilidad por la edad de la mujer, cada vez más parejas optan por los métodos de reproducción asistida. Muchas veces es la única manera que una mujer pueda superar el problemático binomio edad-fertilidad.

La fecundación in vitro aunque es más costosa, es más eficiente que la inseminación artificial. Si una mujer menor de 35 años ha estado tratando de quedarse embarazarse durante más de un año, puede consultar un especialista en fertilidad para que investigue las causas del problema y determine qué técnica de reproducción asistida es la más adecuada para su caso. Sin embargo, esta persona también podría plantearse la adopción o acogida, pues son otros métodos igualmente complacientes. Ante la búsqueda del embarazo una mujer no debe olvidar la relación directa entre sue dad y su fertilidad.

Entre un 20% y 60 % de las parejas con problemas de fertilidad menores de 40 años logra un embarazo mediante reproducción asistida al primer intento. Las parejas sometidas a tratamientos para la infertilidad viven en una montaña rusa emocional. Sería totalmente normal que tuvieses momentos en los que te invadiese un sentimiento de fustración.

Por ello, es muy frecuente que las parejas en tratamiento de fertilidad recurran también a la ayuda psicológica. No sientas temor ni vergüenza, pues a demás de ser totalmente normal en estos casos, te va a hacer mucho bien. Centradas en su problema reproductivo, y siguiendo los dictados de nuestra sociedad, organizada en torno a la familia,  no tener descendencia propia es un estigma con el que las personas estériles han de sobrellevar su existencia.

Las parejas con problemas de fertilidad (vinculados a la edad muchas veces) pueden plantearse asimismo ayudar a otras personas en su comunidad y establecer de ese modo los lazos afectivos que echan en falta a causa de la ausencia de descendencia. Ancianos, sin techo, niños en cuyas familias hay serios problemas, se alegrarían de recibir ayuda y de sentirse queridos. La familia, en algunos casos, también se puede elegir.

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar