Aumentar la fertilidad

El bienestar y la salud pueden aumentar la fertilidad

En general, se puede decir que tanto tu equilibrio mental como el corporal pueden aumentar tu fertilidad. Rehúye por tanto del estrés, haz pausas regularmente, relájate tanto como te sea posible y duerme suficiente.

¿Tal vez te convenga aprender una técnica de relajación o yoga? Infórmate en nuestro artículo Ejercicios de yoga para aumentar la fertilidad.

El deporte está también aconsejado, aunque sin llegar a extenuarte. Una actividad deportiva regular y moderada con seguridad le sienta bien a tu cuerpo y a tu mente.


Aparte de esto, deberías alimentarte de forma equilibrada y sana, con alimentos ricos en vitaminas. Se recomienda tomar mucha verdura y fruta fresca, al igual que leche y productios ricos en fibra. Aunque tengas poco tiempo, te aconsejamos que evites la comida rápida y precocinada. Aumentar tu fertilidad depende de ti.

Normalizar el peso va a aumentar tu fertilidad

Tener sobrepeso o un peso por debajo de la normalidad puede llevar a la infertilidad. Para que te sirva de consuelo, generalmente estos trastornos son sólo temporales, el peso puede corregirse y así aumentar la fertilidad de nuevo. La obesidad afecta el equilibrio hormonal que conduce a alteraciones del ciclo menstrual. En las mujeres que estan por debajo del peso normal, a veces la ovulación se retrasa o puede incluso llegar a desaparecer, de modo que se impide el embarazo. En nuestro artículo Las causas más comunes de la infertilidad femenina puedes leer más sobre este tema.

Ejercicio regular para aumentar la fertilidad

El deporte es una buena idea, pero no debes llegar al límite. El ejercicio moderado es beneficioso para tu cuerpo y tu estado general, además te permitirá mantener la obesidad bajo control. De esta forma el deporte te va a ayudar doblemente a aumentar tu fertilidad. Sin embargo, el ejercicio físico extremo afecta negativamente a la fertilidad. Para más información consulta el artículo Deporte para la fertilidad.

La nicotina y el café

Está médicamente demostrado que el tabaco debilita tanto la fecundidad de las mujeres como la del hombre (la calidad de los espermatozoides). La nicotina es una neurotoxina que interfiere, entre otras cosas, la circulación y por lo tanto el flujo sanguíneo de los genitales. Así si quieres aumentar la fertilidad evítalos, pues se ve afectada de manera significativa por el consumo de cigarrillos.

El café también puede tener un impacto en la concepción. Los estudios muestran que las mujeres que beben mucho café, rara vez se quedan embarazadas, puesto que la cafeína tiene un efecto sobre la producción de hormonas en los ovarios. Beber más de tres tazas al día puede ser contraproducente si lo que quieres es aumentar tu fertilidad.

Tabaco y alcohol

Si decides aumentar la fertilidad por que quieres quedarte embarazada, es recomendable que dejes el tabaco y el alcohol. Aumentar tu fertilidad podría ser en vano manteniendo estos hábitos pues incluso consiguiendo la concepción, si después del tercer trimestre sigues fumando, el bebé podría sufrir anomalías que no tengan vuelta atrás. Tras el nacimiento, los niños cuyas madres han fumando durante el embarazo son más susceptibles a la muerte súbita. Si alguien fuma hasta cinco cigarros cerca de una mujer embarazada durante el embarazo, sería como si ella se fumara uno. El humo del tabaco durante la gestación pueden marcar a los niños con enfermedades respiratorias.

Posibles efectos en el niño

  • Labio leporino.
  • Retraso del crecimiento.
  • Aumento en la tasa de abortos.
  • Necesidad de una cesárea en el momento del parto.
  • Menor cantidad de oxígeno para el bebé.
  • Bajo peso al nacer o que sea un bebé prematuro.
  • Retardo mental.
  • Alteraciones en el sueño.

Una buena nutrición puede aumentar la fertilidad

Tu alimentación debe ser equilibrada, sana y rica en vitaminas. Es recomendable comer muchas verduras y frutas frescas, y tomar la leche y productos integrales. Conoce la importancia de llevar una dieta equilibrada para aumentar la fertilidad en el artículo Alimentos para una buena fertilidad. Holapeques pone también a tu disposición algunas recetas para aumentar tu fertilidad.

Ácido fólico y vitamina B12

Una alimentación variada provee a tu cuerpo del ácido fólico que necesita, pero la cantidad deberá aumentar para tu fertilidad y tu condición del cuerpo para acoger el embarazo. Está comprobado que quien se cuida de tomar estas vitaminas antes de quedar embarazada, previene defectos neurológicos posteriores en el niño o niña, como por ejemplo la espina bífida o el labio leporino. El ácido fólico se encuentra en muchas verduras, pero también en los frutos secos, hígado y productos integrales. Aparte, deberías proporcionar siempre a tu cuerpo una cantidad mínima de vitamina B12. Esta cantidad va a aumentar la fertilidad y su deficiencia puede incluso conducir a la esterilidad. Ésta la contienen la carne, peces, huevos y productos lácteos, así como los brotes de soja y las lentejas. Lee más sobre la importancia de estos nutrientes en el artículo: Principales nutrientes

Sexo con imaginación para aumentar la fertilidad

También sentirse a gusto con la pareja forma parte de sentirse bien con uno mismo. Intenta mantener una relación llena de amor, abierta y sexo con imaginación. Este positivismo va a aumentar vuestra fertilidad. Tratad de no convertir el sexo en algo que “sirve” para producir descendencia, volviéndose algo semi-técnico. Buscad por el contrario el placer como motivo de fondo. De otro modo, comienzan a menudo en ese momento los problemas en la cama. Aparte de esto, si los órganos sexuales están poco irrigados de sangre o no están excitados, las probabilidades de quedarse encinta disminuyen sobremanera.

Tal vez sea el momento de probar algo nuevo en la cama. Si sigues estas indicaciones, tienes relaciones con tu pareja de forma regular y tienes la paciencia necesaria, tu deseo de ser madre debería verse satisfecho dentro de no mucho tiempo. Algunos consejos los encontrarás en Pasarlo bien en la cama. Un sexo divertido, original y sobretodo placentero vana aumentar vuestra fertilidad.

Más información

Si procuras llevar un estilo de vida saludable, sigues disfrutando de tu relación de pareja y tienes la paciencia necesaria para superar un determinado período de espera, el embarazo deseado seguramente terminará llegando sin complicaciones. Puedes encontrar más información sobre conseguir el embarazo en la sección Quedar embarazada.

Si tras un año o dos de espera no conseguís el bebé deseado, consulta a tu ginecólogo pues puede tratarse de esterilidad. El diagnóstico será el que permitirá señalar las distintas opciones y alternativas para conseguir el embarazo, como puede ser la reproducción asistida.

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar