Enfermedad celíaca en niños: síntomas, manifestaciones, alimentación y diagnóstico

celiaquia en niños sintomas

Causas, síntomas y tratamiento de la Celiaquía en niños

La celiaquía afecta a cientos de miles de españoles, la mayoría de los cuales desconoce su condición. Sin embargo, los padres de niños y bebés celíacos no deben perder la calma ya que sus hijos pueden llevar una vida normal siguiendo ciertas pautas generales, a continuación te damos algunas pistas sobre esta patología y cómo aprender a vivir con ella.

La Federación de Asociaciones de Celíacos de España (FACE) publica en su sitio web (www.celiacos.org) que uno de cada 100 españoles es celíaco; esto significa que actualmente viven en España unos 400 mil celíacos.

También señala que solamente 40 mil personas han sido diagnosticadas, entre ellas niños y bebés.

La enfermedad celíaca puede definirse como una intolerancia al gluten, proteína que integra la composición del trigo y otros alimentos como la cebada y el centeno. Esta intolerancia se manifiesta en forma de lesiones en el intestino delgado, que resultan en la incapacidad de niños y bebés celíacos para absorber adecuadamente los nutrientes de los alimentos.

Las causas de sufrir esta patología pueden ser genéticas, aunque no necesariamente hereditarias. Aun así, es recomendable que los padres que tienen intolerancia al gluten controlen el desarrollo de sus hijos para diagnosticarlos de forma temprana.

¿Cuáles son los síntomas de la enfermedad?

Los niños y bebés celíacos suelen padecer diarrea, vómitos, hinchazón abdominal y retraso en el crecimiento, así como alteraciones súbitas del carácter. Es importante prestar mucha atención a la aparición de estos síntomas cuando los niños comienzan a consumir harinas, pues allí puede manifestarse la enfermedad.

Los estudios médicos para diagnosticar esta enfermedad en los menores son dos. El primero de ellos es un análisis de sangre para detectar posibles alteraciones en la función del intestino, como anemia por falta de hierro, alteraciones en el colesterol y déficits de vitaminas. El segundo y más efectivo para confirmar la enfermedad, es la realización de una biopsia intestinal consistente en extraer tejido del intestino delgado.

El único tratamiento efectivo conocido para tratar la enfermedad en los niños y bebés celíacos es una dieta libre de alimentos con gluten. Seguir un régimen así significa evitar productos de panadería y repostería como pan y tartas, así como cualquier alimento en cuya elaboración se utilice harina en alguna de sus formas (almidón, proteína, fécula).

¿Qué pueden comer entonces los niños y bebés celíacos?

Leche, carnes rojas y blancas (sin rebozar), frutas y verduras, legumbres y azúcar, entre otros alimentos. La dieta recomendada puede representar algún problema para las familias con niños y bebés celíacos.

La Organización de Consumidores y Usuarios denunció en 2007 que los españoles celíacos debían gastar 400 euros anuales más que las personas con tolerancia al gluten; también afirmó que el 70% de los alimentos comercializados en la Unión Europea contenían esa proteína. Sin embargo, se han obtenido algunos avances que favorecen a los menores que están estudiando. Tras la aprobación en junio de 2011 de la Ley de Seguridad Alimentaria y Nutrición, todos los centros educativos –tanto públicos como privados- deberán contar con menús especiales para alumnos celíacos.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here