Alergias alimentarias en niños

Alergias alimentarias en niños

¿Qué son, cómo se diagnostican y cuál es su tratamiento?

La alergia alimentaria es un problema muy frecuente que consiste en una respuesta excesiva del sistema inmunológico ante un alimento en particular. De hecho, se estima que entre el 5% y el 8% de los niños sufre una alergia alimentaria, la más común en la alergia a la leche de vaca, que afecta aproximadamente a un 4% de los pequeños. No obstante, existen otros alimentos potencialmente problemáticos, como los huevos, los cacahuetes, el trigo, la soja, los mariscos y el chocolate.

En estos casos, lo que sucede es que el sistema inmunológico detecta determinada sustancia como una amenaza, cuando en realidad no lo es. En ese momento, el sistema inmunológico se activa para protegernos y produce una serie de anticuerpos que son los principales responsables de los síntomas que desencadenan la reacción alérgica.

Los síntomas más comunes de las alergias alimentarias son: urticaria, diarrea, dolor abdominal, picor en la boca, garganta y ojos, mareos, congestión nasal, náuseas, vómitos e inflamación en el rostro. Afortunadamente, en la mayoría de los casos los síntomas no son graves pero otras veces pueden tener consecuencias nefatas, sobre todo si no se tratan a tiempo.

En el caso de los bebés, que no pueden indicar las molestias que experimentan, los síntomas más comunes son: erupción cutánea y eccema, cólicos, resuellos o sibilancias, agitación e insomnio y dificultades para alimentarse.

¿Cómo se realiza el diagnóstico?

En algunos casos, la reacción se desencadena inmediatamente por lo que es más fácil detectar el alimento que produce la alergia pero otras veces los síntomas pueden tardar horas o incluso días en aparecer, es lo que se conoce como «reacción de hipersensibilidad retardada«. En cualquier caso, es necesario confirmar la alergia a través de pruebas clínicas.

Lo más usual es recurrir a las pruebas cutáneas, las cuales consisten en raspar de manera superficial la piel, casi siempre del antebrazo o la espalda, y colocar una pequeña cantidad de alérgenos potenciales. Se espera unos minutos para ver si aparece alguna reacción. No obstante, se debe aclarar que aunque el resultado sea positivo, no siempre indica que exista una alergia a un alimento en especial.

Después de este test, el alergólogo realizará una prueba oral, que será la que le permitirá realizar el diagnóstico final. En esta prueba el alimento que puede causar la alergia se oculta dentro de otro ya que de esta forma se elimina cualquier aversión psicológica que pueda existir de base, es lo que se conoce como “pruebas a ciegas”. Si el niño no muestra ninguna reacción, aunque las pruebas cutáneas hayan sido positivas, entonces no es alérgico a ese alimento. También se puede indicar una prueba de sangre, a través de la cual es posible detectar la presencia de anticuerpos ante determinado alimento.

Otra alternativa de diagnóstico es la dieta de eliminación, según la cual, el niño no debe ingerir los alimentos que provocan los síntomas y posteriormente estos se van introduciendo, de uno en uno, hasta detectar cuál es el que causa la alergia. No obstante, si la reacción inicial al alimento fue grave, esta prueba se debe realizar en un entorno médico controlado.

¿Cuál es el tratamiento?

El único tratamiento 100% eficaz para las alergias alimentarias consiste en evitar el alimento que provoca la reacción. De hecho, existen otros tratamientos, entre ellos las vacunas antialérgicas y los probióticos, pero muchos especialistas se muestran escépticos ya que no hay suficiente evidencia científica que los respalde.

También se recomienda el uso de antihistamínicos y las cremas balsámicas pero solo cuando los síntomas sean leves y localizados en una parte del cuerpo. Si la reacción alérgica es grave, se debe recurrir a la epinefrina inyectable.

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar