semana 9 de embarazo

Semana 9 de embarazo

Tu hijo entra en la semana 9 en las etapas finales de su desarrollo embrionario. Todas las estructuras vitales están en su sitio y comienza a moverse. Conoce aquí cómo progresa el desarrollo del feto a partir de la semana 9.

Semana 9: Desarrollo del bebé

En la semana 9 el embrión mide unos 16-24 milímetros y ya hace sus primeros movimientos. Todos los componentes del cuerpo ya están formados, como por ejemplo los órganos del aparato digestivo que se formaron a partir de los gametos. Los brazos están formados, pero todavía son pequeños, aunque las manos ya empiezan a tocar. Los sitios donde se producen los dedos de manos y los pies son visibles, y las orejas están en la semana 9 casi totalmente desarrolladas. Desafortunadamente, sin embargo, no se puede determinar aún el sexo del bebé.

El músculo del corazón comienza a diferenciarse y el hígado comienza en la semana 9 con la formación de la sangre. La hernia umbilical fisiológica aún está presente. Mientras que la osificación de la extremidad superior ya ha comenzado, la cabeza empieza a redondearse y tiene cada vez más y más una apariencia humana. Los ojos están aun en un lado de la cabeza en la semana 9, y a medida que crezca de diámetro se irán juntando hasta que se quedaran en el medio. Además, la apertura nasal y las orejas son fáciles de reconocer en la semana 9, al igual que el labio superior y una pigmentación oscura de los ojos.

En estas primeras semanas también se conectan las células nerviosas, unas con otras. Por la conexión con el cerebro ya transmiten señales a través del cuerpo. Como resultado, los músculos se contraen, y estos primeros movimientos son importantes para empezar a entrenar los músculos de tu hijo. Ahora todo el cuerpo trabaja. En la semana 9 tu pequeño apenas duerme y siempre está en movimiento, pero tú no puedes sentir estos movimientos todavía.

Semana 9: Tu cuerpo

Mientras que sobre la semana 9 puede que la fatiga disminuya ligeramente, incrementará tu sensibilidad a los olores, y tu sentido del gusto estará un poco más desarrollado. Esto puede causarte náuseas o incluso deseos y antojo de tus platos y aromas favoritos. Tal vez empieces con un chocolate con chorizo y puede que te apetezcan las combinaciones más extrañas que nunca habrías comido.  No te preocupes, si te apetece no puede hacerte daño, pruébalo, si te sienta bien… ¡adelante!

En la semana 9 algunas mujeres notan ciertos cambios en el abdomen, pero no es muy habitual. Lo que si crece mucho es tu útero, ahora es dos veces mayor que en la concepción y por lo tanto ha crecido unos diez centímetros.

Semana 9: En la consulta médica

Problemas dentales en el embarazo

Los dientes sanos son limpios y no van a provocar, de un día a otro, problemas y molestias. Sin embargo, muchas mujeres notan sobre la semana 9, entre el segundo y tercer mes de gestación, que las encías se inflaman y sangran. A medida que aumenta la hormona progesterona durante el embarazo, también hace que los vasos sanguíneos de las encías y la piel de dentro la boca se dilate y como hay un aumento del flujo sanguíneo puede que el tejido se hinche y se rompa. Con estas pequeñas heridas hay más probabilidades que las placas bacterianas y otras sustancias nocivas puedan penetrar fácilmente y causar inflamación.

Pruebas adicionales de diagnóstico prenatal

Debes preguntar a tu médico acerca de las pruebas adicionales del diagnóstico prenatal. Hay algunas que quizá te recomiende, como la medición de la transparencia nucal, el muestreo de vellosidad coriónica o la amniocentesis. Aunque en la semana 9 aún es pronto, debes saber que se trata de estudios que sirven para detectar anomalías cromosómicas y se encuentran entre las pruebas del diagnóstico prenatal invasivo. Tienen que ser llevadas a cabo entre las semanas 12 y 14. Para algunas mujeres, por ejemplo, las que tienen una edad un poco más avanzada que puede ser aconsejable. Desafortunadamente con estas pruebas pueden aparecer complicaciones o un aborto involuntario, por lo que debes avanzarte y hablarlo antes con tu médico, la semana 9 es perfecta para ello.

Semana 9: Consejos y sugerencias

Ir al dentista

En la semana 9 de embarazo es recomendable acudir a la primera de las dos visitas recomendadas al dentista. En ellas se puede controlar el sangrado de las encías que durante la gestación padecen muchas mujeres. También te darán hora para el segundo control, que suele y debe ser alrededor de la semana 30.

Aprovechar la prioridad

Aunque en la semana 9 no te sientes tan fatigada como vas a estarlo más adelante, aprovecha las posibilidades de prioridad que te permite estar embarazada. Ten en cuenta que es un proceso importante de tu cuerpo, no temas pedir asiento o ir más a menudo a tomar el aire o hacer algunas pausas de descanso en el trabajo, sobre todo cuando tengas mareos o náuseas.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *