Semana 13 de embarazo

Semana 13 de embarazo

Semana 13: Desarrollo del bebé

El bebé aprende a respirar y a llenar su cavidad hasta el diafragma. En la semana 13 mide 6 centímetros y pesa unos 14 gramos, y sus cuerdas vocales también empiezan a desarrollarse. La formación de sus órganos está completa pero su cuerpecito aún tiene que aumentar de tamaño. Del cartílago óseo empiezan a desarrollarse los huesos y el cuerpo empieza a crecer más rápido que la cabeza. En la imagen de ultrasonido que se realiza sobre la semana 13, las costillas y la pierna y los huesos pélvicos son claramente visibles. Tu hijo pone a prueba su sentido del tacto recién despertado, e incluso juega con el cordón umbilical. Puedes presionar levemente tu barriga y el bebé notará movimiento y él mismo empezará a moverse, pero aún no podrás notarlo.

A partir de la semana 13, su delicada piel comenzará a cubrirse de un fino vello y casi invisible vello que le acompañará hasta el día de su nacimiento, cuando caerá. Se llama pelo de Lanugo porque hace de película protectora cubriendo a todo el pequeño. Aparece porqué la piel del feto no tiene grasa y es una protección contra las vibraciones, el ruido y la sequedad.

Semana 13: Tu cuerpo

En la semana 13 dejamos el primer trimestre atrás y nos encontramos en el inicio del segundo. Al mismo tiempo empieza el período caracterizado por cambios y desajustes hormonales y emocionales, estrechamente ligados. Puede que tu embarazo siga, de momento, imperceptible con la ropa puesta, que el último botón de los pantalones no cierre es apenas visible. A menos que seas una de las mujeres que han sufrido vómito severo en los últimos meses, probablemente ya has ganado en la semana 13 entre uno y tres quilos. Si no es así, no te preocupes, el aumento de peso se va a notar a partir de ahora, pues la demanda de energía es mayor y con ella el aumento del apetito. Ahora necesitas unas 300 calorías más por día y por eso se notará en el peso. A modo de precaución puedes procurarte ropas cómodas y ligeras, para cuando avance un poco más el embarazo y no te presionen el estómago. Tus pechos habrán crecido un poco y en algunos casos hay incluso a veces pequeñas pérdidas de leche, aunque la leche aparece normalmente en el pecho en la semana 21. De todas formas, la leche puede aparecer más tarde o incluso después del nacimiento.

Semana 13: En la consulta médica

Falta de aliento durante el embarazo

La falta de aliento es típica en la semana 13. Especialmente si tienes prisa, quieres subir corriendo las escaleras o cargar algo pesado, puede que, literalmente, te falte el aire. Tienes que parar y respirar profundamente y con regularidad. De esta forma le proporcionarás una gran cantidad de oxígeno al bebé a través de la placenta.

Segunda visita

Más allá de la semana 13, normalmente sobre la 16, tendrá lugar la segunda visita con el médico. El ginecólogo o la matrona comprobará la ubicación de tu hijo, y otra vez su corazón, los latidos, si todo sigue como de costumbre. También se medirá el crecimiento del útero, el peso, la cintura y la presión arterial. Tal vez puedes hacerte un examen vaginal para revisar el cuello del útero y la posición fetal.

Semana 13: Consejos y sugerencias

Probabilidad de un aborto involuntario

Con el inicio del segundo trimestre alrededor de la semana 13, el riesgo de aborto involuntario cae al 65 por ciento. Esto hace que te sientas un poco más aliviada y puedas disfrutar un poco más del bebé. Muchas mujeres embarazadas deciden no comunicar enseguida a sus amigos y familiares que están embarazadas, pues al principio el riesgo de parto prematuro o aborto involuntario es más elevado y esperan tras la semana 13 para comunicarlo. Puedes encontrar más información en nuestro especial Bebés prematuros, y especialmente en el artículo Cómo evitar un nacimiento  prematuro.

Flujo temprano de leche materna

En el caso que alrededor de la semana 13 tengas un poco de flujo prematuro de leche en los pechos, si te duelen prueba a cuidarlos con compresas frías o paquetes de gel congelado, para reducir el dolor. Evita que el frío entre en contacto directo con los pezones, podrías hacerte daño.

Presta atención a los productos de limpieza, lacas y pinturas

Durante la gestación, incluso antes de la semana 13, intenta no usar productos muy fuertes ni agresivos en la limpieza de la casa, ni espray que puedan resultar tóxicos sin una ventilación adecuada. Los productos químicos tóxicos pueden llegar a tu bebé a través de las vías respiratorias. También deberías evitar pintar una habitación o los muebles del bebé.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *