Riesgos de la toxoplasmosis para el feto

sintomas de la toxoplasmosis

La toxoplasmosis

La carne cruda, algunas frutas y verduras mal lavadas o el contacto con las heces de los gatos domésticos pueden conllevar una infección de la mujer embarazada por toxoplasmosis. Se trata de un parásito (Toxoplasma gondii) que si bien no tiene esopecial afectación en los adultos, puede ser especialmente peligroso para el sistema nervioso del feto.

Holapeques.com te cuenta todo lo que debes saber sobre la toxoplasmosis y como evitarla.

Video: Aclarando dudas sobre la Toxoplasmosis

La toxoplasmosis es una infección que padecen hombres y mujeres de todo el mundo, aunque puede causar infecciones leves y asintomáticas, puede tratarse de infecciones mortales o siendo una importante amenaza por defectos de nacimiento o aborto involuntario si afectan al feto, ocasionando la llamada toxoplasmosis congénita. Esta patología puede causar trastornos del habla, problemas visuales o ceguera, y anomalías graves en el cerebro.

Las medidas de prevención son particularmente importantes en las mujeres embarazadas y consisten en normas generales de higiene para evitar la transmisión por alimentos o agua contaminada, no consumir carne cruda o poco cocinada y evitar contacto con heces de gato.

Fuentes de infección

Un reciente estudio de la Universidad Estatal de Colorado ha descartado que los gatos, al contarrio de lo que se diunde, no son los portadores principales de este contagio. Si bien algunos gatos puesto que sí son los hospedadores definitivos pueden contagiar a través de las heces, a una mujer embarazada, es el consumo de carne cruda infectada y otros productos contaminados  los más peligrosos.

Mayoritáriamente el parásito entra en contacto con los humanos a través de los alimentos contaminados: la carne (cuando está poco cocinada, ya que un gran porcentaje está contaminada) y las frutas y verduras mal lavadas.

Por la manipulación de la carne contaminada con las manos, al llevarlas a la boca, se ingiera el parásito.

También entre personas que trabajan la tierra con las manos, agricultores o labores de jardinería, ya que el parásito está presente en la tierra, y aunque se proceda a un buen lavado, pueden quedar restos bajo las uñas.

Para que un gato pueda producir heces infecciosas tiene que contagiarse, tiene acceso al exterior, come carne cruda, o caza pájaros/ratones y se los come. Un gato que no está infectado, que vive dentro de casa y come pienso o carne cocinada, no puede infectarse.

De todas formas es importante no olvidar que si se tiene que realizar una limpieza de heces, de gato o de cualquier animal, después debemos procurar lavar las manos con agua y jabón. No sólo se puede producir infección del Toxoplasma Gondii sino también otros parásitos, bacterias y virus, mucho más peligrosos.

Hacerse la prueba

La prueba es opcional aunque algunos ginecólogos u obstetras la recomiendan ya que en caso de infección aguda confirmada está documentado que la transmisión materno-fetal tiene lugar con una frecuencia que varía en función de la edad de gestación. El período entre la infección de la placenta y la transmisión al feto es variable, entre 4 y 16 semanas, por lo que la placenta infectada debe considerarse como una fuente potencial de infección al feto, durante todo el embarazo.Cuanto más avanzada está la gestación más elevado es el porcentaje de transmisión vertical del feto (entre el 1,1% y el 80%) y se produce un riesgo de anomalías congénitas entre el 1,5% y el 6% de los bebés infectados.

Es importante hacer los correspondientes análisis de sangre (a veces uno por trimestre) y proceder a un tratamiento con antibiótico en caso de contagio.

Embarazo seguro

Para evitar el contagio de este parásito, hay algunas recomendaciones para las mujeres embarazadas:

  • No limpiar la caja de arena de los gatos mientras se esté embarazada
  • En caso inevitable, usar guantes de jardinería para no infectarse
  • Evitar comer la carne cruda o mal cocida así como su manipulación sin guantes, esto incluye embutidos, jamón serrano, chorizo, sushi, entre otras.
  • Lavarse bien las manos tras su preparación
  • Evitar beber agua contaminad e ingerir la leche no pasteurizada, especialmente la de cabra
  • Lavar adecuadamente las verduras y hortalizas

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here