muerte subita bebes estadisticas

Muerte súbita

Consideraciones generales

La muerte súbita (también llamado SMSL) es el fallecimiento repentino e inesperado de un pequeño menor de un año de edad. Se dice que un niño pereció por esta razón cuando la autopsia no revela una causa explicable de la muerte.

Desde hace años, se han postulado varias teorías y algunos científicos creen que no es un fenómeno provocado siempre por los mismo problemas médicos, si no que intervienen distintos factores que pueden variar de un caso a otro.

Síntomas

Precisamente la gravedad de esta enfermedad es que el pequeño fallece sin una causa clara y sin manifestar unos síntomas previos.

Prevención

Desde 1992 la tasa de defunciones por SMSL ha descendido considerablemente. Esto fue debido a que por primera vez se alertó a los padres de que debían acostar a sus hijos en la cuna siempre boca arriba para reducir las posibidades de sufrir muerte súbita.

Sin embargo, en palabras de A. Delgado Rubio (presidente de la Asociación Española de Pediatría y catedrático de Pediatría y Puericultura de la Universidad de País Vasco) es la primera causa de muerte de bebés menores de un año de vida en países desarrollados.

La Academia Estadounidense en octubre recomendó:

  • Lo primero de todo es evitar que los niños duerman boca abajo, incluso en periodos breves de sueño, como una siesta. Acostarles de lado también es peligroso, ya que pueden cambiar de postura y ponerse boca abajo.
  • El niño siempre debe dormir solo. Nunca debe estar en la cama con sus padres, hermanos u otros niños. Además, tiene que estar echado en su propia cuna. Se deben evitar, por ejemplo, los sofás y sillones.
  • El colchón para la cuna es mejor que sea duro, nunca blando. Además, debe estar bien ajustado. No tienes que usar almohadas o edredones, sino una manta liviana.
  • La temperatura ambiente no debe ser demasiado alta. Si tocas a tu hijo y está caliente es signo de que la casa está demasiado caliente.
  • Es conveniente permitir al bebé que duerma con un chupete o un biberón ya que se puede disminuir el riesgo de sufrir SMSL. Algunos médicos afirman que gracias a ellos las vías respiratorias se abren más. Su uso suele estar asociado a problemas en los dientes y dificultades en la lactancia. Sin embargo, el beneficio supera los riesgos.
  • Es fundamental que no se fume en presencia del bebé.
  • Amamantar al bebé es beneficiosos ya que disminuye el riesgo de sufrir algunas infecciones que pueden tener relación con la muerte súbita.
  • Si estás embarazada, debes tener muy presente que el consumo de alcohol, tabaco y drogas durante la gestación multiplica el riesgo de padecer SMSL.

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar