Intoxicación alimentaria infantil

Intoxicación – Diccionario Médico Infantil

Consideraciones generales

Una intoxicación está producida por exposición, ingestión, o inhalación de una sustancia tóxica.

Esta puede ser:

  • un alimento contaminado
  • un veneno
  • productos tóxicos utilizados en el hogar
  • bebidas alcohólicas
  • medicamentos
  • por gases

Bajo esta denominación también se engloban una gran variedad de enfermedades, como la salmonelosis o la gastroenteritis. Estas dolencias pueden estar causadas por la ingestión de alimentos contaminados con bacterias o sustancias químicas.

Generalmente, las intoxicaciones se presentan por:

  • Consumo de alimentos en fase de descomposición
  • Almacenamiento inapropiado de medicamentos
  • Utilización inadecuada de insecticidas, pulgicidas, cosméticos, derivados del petróleo, pinturas o soluciones para limpieza
  • Inhalación de gases tóxicos
  • Manipulación o consumo de plantas venenosas
  • Dosis excesivas de medicamentos o drogas

Síntomas

Según la naturaleza del tóxico y la sensibilidad de la víctima, las señales pueden ser:

  • Cambios en el estado de conciencia: delirio, convulsiones, pérdida del conocimiento, etc.
  • Dificultad para respirar
  • Vómito o diarrea
  • Quemaduras alrededor de la boca, la lengua o la piel si el tóxico ingerido, especialmente si se trata de un producto agresivo, como sustancias para desatascar cañerías o blanqueadores de ropa.
  • Mal aliento
  • Pupilas dilatadas o contraídas
  • Dolor de estómago
  • Trastornos de la visión

Tratamiento

Si se sospecha que alguien está intoxicado, lo más importante es intentar averiguar el tipo de tóxico, si se ha inhalado, ingerido o ha sido una exposición, y el tiempo transcurrido desde el contacto.

Lo primero que se debe hacer es revisar el estado de conciencia y verificar si la víctima respira y  tiene pulso.

Si la víctima está consciente, se debe intentar preguntarle sobre cómo cree que se ha producido y aflojarle la ropa si está apretada sin desabrigarle. 

Si presenta vómito, es recomendable recoger una muestra para que pueda ser analizado y colocarle de medio lado, para evitar que el veneno vomitado sea ingerido nuevamente o pase a las vías respiratorias.

Si tiene quemaduras en los labios o en la boca, se debe aplicar abundante agua fría.

Si está inconsciente o sufre convulsiones, hace más de dos horas que ha tenido contacto con el tóxico o a ingerido ácido sulfúrico, ácido nítrico, soda cáustica o potasa, debe ser trasladado lo más pronto posible a un servicio de emergencias médicas.

Prevención

Para evitar intoxicaciones es muy importante la prevención, por lo que se recomienda tener en cuenta los siguientes aspectos:

  • Mantener una escrupulosa higiene personal. Lavarse siempre las manos antes de comer y después de defecar u orinar
  • No comer alimentos que tengan mal aspecto u olor, que hayan estado expuestos ratones o insectos o, si están enlatados, que estén perforados
  • No consumir alimentos que no estén refrigerados adecuadamente y nunca volver a congelar los alimentos que hayan sido descongelados
  • No comer setas si se ignora si son tóxicas
  • Ante las dudas, es mejor no ingerir cualquier comida o bebida que resulte sospechosa
  • Desechar medicamentos vencidos y los residuos de medicamentos utilizados en tratamientos ya finalizados
  • No mezclar medicamentos con alcohol
  • No tomar ni administrar medicinas de frascos sin etiqueta o si esta no es legible ni hacerlo por la noche, sin encender las luces
  • Leer la etiqueta de cualquier producto químico antes de utilizarlo y seguir las instrucciones. Los productos químicos deben guardarse en sitios que tengan una buena ventilación, estar fuera del alcance de los niños y debidamente rotulados
  • Lavarse las manos con abundante agua y jabón después de emplear cualquier producto químico y quitarse la ropa contaminada