Hiperactividad infantil TDAH

Hiperactividad infantil – TDAH

Consideraciones generales

TDAH se caracteriza por un nivel excesivo de falta de atención, hiperactividad impulsiva o ambas combinadas.

Este trastorno no tiene causas conocidas y puede tener repercusiones hasta la edad adulta. Impide al pequeño funcionar con normalidad en diferentes ambientes, como en la escuela o en su propio hogar. Normalmente afecta tres veces más a niños que a niñas.

Existen tres tipos:

  • Predominantemente inatento: le cuesta prestar atención a los detalles, realizar o terminar una tarea, seguir instrucciones o mantener una conversación. Se distrae con mucha facilidad.
  • Predominantemente hiperactivo-impulsivo: no es capaz de permanecer tranquilo durante mucho tiempo. Siempre está inquieto y habla mucho. Es demasiado impulsivo.
  • Combinado: manifiesta síntomas de ambas patologías por igual.

La mitad de los niños que padecen TDAH sufren también otras patologías. (fuente)

Tratamiento

Este trastorno no tiene cura, pero puede controlarse para normalizar lo más posible el comportamiento de los niños. El médico organizará un tratamiento adaptado a las características de tu hijo a largo plazo. Involucrará a la familia completa para crear un ambiente adecuado para conseguir los mejores resultados posibles.

Englobará la toma de medicamentos junto a una terapia conductual.

Entre las medicinas que le pueden recetar se encuentran:

  • Estimulantes: se usan desde hace 50 años y suelen sen considerados como los más efectivos. Pueden causar efectos secundarios como dolores de estómago, pérdida de apetito, irritabilidad e insomnio.
  • No estimulantes: son necesarias menos tomas porque son efectivos durante más horas y no tienen efectos secundarios. Son más recientes.
  • Antidepresivos: es importante que consultes con su médico los riesgos de que tu hijo los tome. Hay expertos que aseguran que aumenta en algunos casos el número de suicidios en niños y adolescentes.

Algunas de las terapias de comportamiento que pueden mejorar la conducta de tu hijo son las siguientes:

  • Crear una rutina: que su hijo se rija por el mismo horario diariamente. Puede realizar uno y colocarlo en un lugar visible de la casa. Debe incluir tareas como hacer los deberes, acostarse, jugar, etc.
  • Ayuda a que su hijo se organice: que sus objetos personales siempre estés emplazados en el mismo lugar (ropa, juguetes, etc.). De esta manera, será más difícil que los pierda.
  • Evite distracciones: apaga la radio, televisión y el ordenador si no los estás usando. Sobre todo, cuando tu hijo esté realizando sus tareas.
  • Limite las opciones a dos elementos: esta camiseta o la otra, este juguete o el otro, etc. Así su hijo estará menos aturdido en el momento de la selección.
  • Sea conciso: no trate de darle largas explicaciones cuando quiera que se comporte de una determinada manera. Sé clara al explicarle sus responsabilidades.
  • Usa metas y recompensas: siempre objetivos realistas. Cuando tu hijo tenga un comportamiento positivo, recompénsale.
  • Ayuda a que tu hijo sea consciente de sus talentos: todo el mundo necesita el éxito para sentirse bien consigo mismo. Busca las habilidades de tu hijo y haz que él también las vea. Puede ser un deporte, la pintura, etc.

Prevención

Como en el caso del autismo, la causa de la enfermedad es desconocida, por lo que la prevención es imposible. Por el momento, sólo se sabe que resulta de una mezcla entre factores biológicos y ambientales.

¡Consulte siempre a un especialista! Este post pertenece a nuestro diccionario medico

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar