consejos sobre la lactancia para madres primerizas

Anorexia del lactante

Consideraciones generales

La anorexia del lactante consiste en una patología a causa de la que el bebé deja de comer. La razón no tiene por qué ser la ausencia de apetito. Puede que no quiera alimentarse porque sufre alguna enfermedad y no se encuentra bien o porque no está cómodo por alguna circunstancia de su entorno familiar.

Puede ser una anorexia psicológica (o primaria), que es la causa más frecuente en los países desarrollados. En muchos casos, hay una falta de respeto hacia los hábitos alimenticios de los niños por parte de las madres.

Causas:

  • Hábitos alimenticios incorrectos: monotonía en las comidas o rigidez excesiva en el cálculo de la ración y el horario. También puede ser debido a un cambio brusco en la consistencia o sabor de los alimentos, por comida inadecuada o por un empeño en sobrealimentar a los pequeños.
  • Labilidad vegetativa: el niño manifiesta otro tipo de alteración a través de la anorexia.
  • Anorexia psicógena: el bebé no quiere comer debido a conflictos sociales que le rodean (personales o familiares).

Puede ser también una anorexia secundaria, debida a alguna enfermedad. Es posible que sea el primer y único síntoma durante algún tiempo. Entre otras muchas, las enfermedades infecciosas (como el SIDA), tumorales o digestivas (en este caso la falta de apetito es clave, como en el apendicitis o las diarreas) son las que provocan la ausencia de apetito.

El no querer comer puede no deberse al rechazo a la comida, sino, a las circunstancias que la rodean, como la persona que les da los alimentos.

Tratamiento

Los profesionales tratan de solucionar la enfermedad o el problema original que ha dado lugar a la anorexia del lactante. Por ejemplo, en el caso de que esté causada por un apendicitis agudo, se opera al bebé. En cambio, si el problema se halla en el seno familiar (como que los padres hayan realizado un cambio brusco en la alimentación) se intenta solucionar mediante psicoterapia.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *