muerte subita bebes estadisticas

Muerte súbita en los bebés

Qué es el síndrome de la muerte súbita en lactantes

El síndrome de muerte súbita en los bebés, (también denominado «Muerte en cuna» o «Muerte blanca«) es la causa más frecuente de mortalidad infantil en países desarrollados. En España, según la Asociación Española de Pediatría (AEP), uno de cada mil niños fallece a causa de este complejo y aún incomprensible síndrome.

Dentro de las principales causas de mortalidad infantil en los países más desarrollados, los fallecimientos por muerte súbita en los bebés son preponderantes. Este fenómeno por el cual los bebés dejan de respirar, resulta difícil de definir aún para la medicina actual. 

La muerte súbita se define por exclusión, es decir, cuando no se pueden atribuir otras razones para el fallecimiento del niño. Se presenta en niños entre 30 días a 12 meses de edad, mayormente entre el mes y los 6 meses de edad, siendo casi excepcional su presencia en niños de 9 a 12 meses. El síndrome constituye la causa de fallecimiento de 100 bebés españoles al año, según la AEP.

Existen tres grupos de riesgo sobre los que se debe poner especial atención:

– Bebés prematuros con pausas prolongadas al respirar.

– Lactantes con apneas.

– Hermanos de víctimas del síndrome.

Si bien no existe un único factor que desencadene la muerte súbita en los bebés, sí existen elementos de riesgo que predisponen su ocurrencia. El consumo materno de drogas o alcohol, así como un ambiente contaminado por humo de tabaco son factores que pueden contribuir a su aparición. El riesgo aumenta cuando ambos padres poseen alguna de estas conductas.

Según el «Libro Blanco de la muerte súbita en lactantes», realizado por la AEP en el año 2003, este síndrome se produce más frecuentemente por la noche. Recomiendan evitar colchones muy blandos, colgantes, juguetes y almohadones a la hora de dormir.

Por otra parte, el bebé debe dormir boca arriba y con la cabeza descubierta. Así los pies del niño contactarán con los límites de la cuna, evitando que su cabeza quede cubierta por la ropa de cama. Asimismo, se debe evitar abrigarlo demasiado, o exponerlo a bajas temperaturas, ya que tanto la hipertermia como la hipotermia resultan factores de riesgo para la muerte súbita en lactantes.

La Academia Americana de Pediatría en la «Guía del sueño seguro para padres», señala la necesidad del tiempo de juego «boca abajo» supervisado por adultos. Si bien dormir boca arriba es necesario para reducir el riesgo de muerte súbita en los lactantes, los niños deberán contar con un tiempo supervisado en que se encuentren jugando boca abajo, para propiciar de esa forma el fortalecimiento de músculos del cuello y hombros.

El Grupo de Trabajo para el Estudio y Prevención de la Muerte Súbita Infantil de la AEP, señala que este síndrome se manifiesta mayormente durante los meses más fríos del año, y con una incidencia mayor en varones que en niñas.

Por otra parte, aseguran que las campañas públicas de prevención donde se recomienda una correcta postura al momento de dormir para el niño y un cuidado en los hábitos maternos y paternos, han reducido más de la mitad la incidencia de la muerte súbita en los bebés.

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar