Los zapatos para niños más valorados

Los zapatos para niños más valorados

Si un zapato reúne estas características, se le puede otorgar el sello de calidad infantil

En nuestro país hay una buena tradición artesana de zapatos, por eso no hay que irse más lejos para encontrar los zapatos perfectos para los niños. Incluso algunas de las principales marcas del mercado internacional fabrican modelos en territorio español.

Los zapatos para los más pequeños han de estar diseñados siguiendo las recomendaciones de los pediatras. Por ejemplo, si buscas zapatos para niño en Alicante y provincia, los vas a encontrar de marcas como Biomecanics que cumplen con este precepto y son ideales para las edades en las que los niños empiezan a caminar. El Instituto de Biomecánica de Valencia, que estudia el comportamiento del cuerpo humano, avala sus diseños.

Cuando se trata de niños el calzado tiene que ser resistente y estar reforzado en la puntera para resistir al trote del gateo, el juego en el parque, el colegio, etc., pero también tiene que ser un zapato flexible, transpirable, incluir plantillas extraíbles y favorecer el equilibrio.

Además, es importante la suela de goma, principalmente en la etapa del gateo para que el zapato no se desgaste pero también para evitar que resbalen, y procurar que tengan cierre de velcro. Cuando el niño ya es un poco mayor, a partir de los tres años, se pueden ir introduciendo cremalleras o elásticos. Y desde los cinco años los botines (con cremallera lateral) que tan bonitos y elegantes quedan en las niñas, aunque hay que tener en cuenta que estos modelos no suelen tener refuerzo delantero.

El material ha de ser preferentemente cuero porque es más resistente, de calidad y agarra mejor. Pero lo más importante es que al niño le resulten los zapatos flexibles y cómodos. Las líneas de calzado infantil son cada vez más fuertes gracias a la gran calidad que se presenta en los zapatos, que ya nada tienen que envidiar a los de los adultos en cuanto a variedad de diseños y uso de los diferentes materiales.

La importancia de estrenar un buen zapato

Los hay para todos los gustos. Desde zapatos para bebés que aún no caminan y que están más pensados para darles calor, a modelos para aquellos que están empezando a dar sus primeros pasos y que por causa del gateo están reforzados en el talón y la puntera; hasta los modelos para los niños más mayores y estilosos. Para estos últimos son una maravilla los botines tipo zapatilla: quedan muy bonitos y son flexibles, seguros y fáciles de poner y quitar gracias a la cremallera lateral.

Pablosky es una marca española con más de cincuenta años de experiencia y en la que vale la pena invertir. Es un zapato creado de forma artesanal en Toledo y Alicante, para el que se utiliza piel auténtica. Son los expertos en niños por excelencia. Todos sus modelos tienen un forro interior que garantiza la tan necesaria transpiración para no generar olores después de una actividad intensa, y la plantilla es antibacteriana. Esta marca tiene modelos de zapatos súper recomendables para el colegio, pero también hay bonitos diseños modernos para el tiempo de ocio, y acompaña con sus diferentes modelos al niño o niña hasta la adolescencia.

En definitiva, al comprar zapato infantil hay que tener en cuenta que la articulación del tobillo debe tener libertad para sus movimientos, así evitarás que sufra un esguince, la importancia de que la suela sea antideslizante e igualmente flexible, que la puntera deje espacio suficiente a sus dedos y a ser posible que esté reforzada; y que el material con el que esté confeccionado sea cuero o piel.