Invertir los apellidos

Invertir los apellidos: Cada vez más niños llevan el apellido de sus madres

Poner el apellido de la madre primero

En muchos países las personas tienen un solo apellido, el del padre. Sin embargo, tanto en España como en la mayoría de los países de habla hispana cada persona tiene dos apellidos, el del padre y el de la madre, en ese orden.

No obstante, desde 1999 en España es posible invertir el orden de los apellidos, siempre y cuando ambos padres estén de acuerdo. Por eso, hemos apreciado que en los últimos tiempos cada vez más niños llevan el apellido de sus madres en primer lugar.

Video: El apellido del padre no tendrá preferencia en España

El procedimiento es muy sencillo

Para cambiar el orden de los apellidos de un bebé ni siquiera es necesario realizar un trámite especial, solo es necesario que lo indiques en el momento de realizar la inscripción de nacimiento. Eso sí, deben acudir ambos padres.

No obstante, si en el momento de inscribir al bebé no habéis pensado aún en el orden de los apellidos, podéis invertirlos después, rellenando una solicitud dirigida al Juez Encargado del Registro Civil, acompañada del certificado de matrimonio de los padres, la certificación de nacimiento del bebé y una declaración del mutuo acuerdo sobre la inversión del orden de los apellidos del hijo.

No obstante, debéis tener claro que si decidís invertir los apellidos, tendréis que inscribir al resto de los hijos que vengan después con los apellidos en ese mismo orden, es decir, primero el de la madre y después el del padre.

¿Qué motiva a los padres a invertir el orden de los apellidos?

La posibilidad de invertir el orden de los apellidos se basa en una ley que pretende darle a la mujer los mismos derechos que a los hombres. No obstante, cada pareja tiene sus propias razones para realizar este cambio, algunas de las más comunes son:

–        La combinación de los apellidos no suena bien, o el primer apellido no combina con el nombre elegido.

–        La madre desea que prevalezca su apellido paterno.

–        El apellido materno es más llamativo, menos común.

¿Qué sucede si los padres no se ponen de acuerdo?

En el pasado, si uno de los padres no estaba de acuerdo con la inversión de los apellidos, simplemente se colocaba primero el del padre. Sin embargo, desde 2011 la ley ha cambiado y el encargado de decidir el orden es el funcionario del Registro Civil.

En práctica, si en el momento de inscribir al bebé los padres no se han puesto de acuerdo, tienen un plazo de tres días para tomar una decisión. Después de ese tiempo, el funcionario determinará el orden de los apellidos teniendo en cuenta el interés del menor.

Obviamente, el funcionario tendrá que recurrir al sentido común y evitará que al ordenar los apellidos se produzcan cacofonías o que aparezcan combinaciones que puedan afectar más adelante al menor dando pie a burlas, como “Más Delgado” o “Guerra Segura”. 

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar