La barriga hinchada de bebé

¿A qué se debe la barriga cervecera de los bebés?

La barriga hinchada de bebé

Los bebés desarrollan lo que se conoce como barriga “cervecera”, una barriga prominente que da la sensación de que está hinchada. Sin embargo, esa barriga “cervecera” o distensión abdominal, como se le conoce clínicamente, es un fenómeno bastante usual y por lo general no desaparece hasta después del primer año de vida, cuando el bebé comienza a realizar sus primeros ejercicios físicos.

De hecho, en la mayoría de los pequeños la distensión abdominal es un fenómeno completamente normal que se debe a un insuficiente desarrollo muscular y a la incapacidad para digerir adecuadamente la comida. No obstante, en algunos casos esa barriga “cervecera” puede esconder afecciones más complicadas.La barriga de los bebés

¿Por qué puede aparecer la barriga “cervecera”?

A muchos padres les llama la atención el abdomen abultado de su bebé pero por lo general este no es motivo de preocupación. Esta barriga suele desarrollarse durante el primer año de vida, cuando los músculos del abdomen no están completamente desarrollados y la grasa se acumula en ellos.

También influye el hecho de que el bebé no sabe comer correctamente, traga mucho aire entre tomas, respira mal o come con ansiedad. Como resultado, ese aire se acumula en órganos como los intestinos, el estómago y el hígado, que debido a su estructura son más proclives a acumular aire.

Sin embargo, en ocasiones el estómago abultado no obedece a cuestiones propias del desarrollo infantil sino que es consecuencia de alguna enfermedad, que puede pasar desapercibida durante los primeros meses de vida del bebé.

Los bebés con problemas hepáticos, renales o cardíacos pueden desarrollar una distensión abdominal persistente que se mantiene incluso a los dos o tres años de vida. La acumulación de líquido, conocido como ascitis, que puede acarrear daños en el hígado o el bazo, es otra de las patologías que puede provocar la barriga “cervecera”.

Otros problemas, como la intolerancia a la lactosa y la celiaquía también pueden desencadenar una distensión abdominal en el bebé o agudizarla en caso que ya esté desarrollada. Los problemas obstructivos o el estreñimiento son más frecuentes y también pueden generar una distensión abdominal.

No obstante, a medida que los músculos del abdomen del bebé se fortalecen y este aprende a comer bien y a andar, la distensión abdominal va cediendo. Sin embargo, existen algunos trucos para hacer que esa barriga “cervecera” sea menos prominente.

¿Qué hacer para evitar la barriga “cervecera” en los bebés?

– Evita que el bebé tome aire entre tomas, espera a que termine de aspirar antes de volver a darle el biberón o el pecho.

– Cuando termines de alimentar al bebé, colócalo en posición vertical y dale pequeñas palmaditas en la espalda para ayudarle a expulsar los gases o realízale un pequeño masaje infantil.

– No juegues con el bebé mientras come. Recuerda que el horario de comida debe ser un momento de tranquilidad, así evitarás que el pequeño coma muy rápido o con ansiedad.

– Elimina de su dieta los alimentos que pueden provocar demasiada flatulencia.

– No extiendas demasiado los horarios de comida del bebé, así evitarás que llegue con mucha hambre a la próxima comida y que se alimente con ansiedad.

– Si tu bebé es intolerante al gluten o a la lactosa, no le des cereales o leche. De esta manera evitas que las proteínas de estos alimentos se fermenten en el intestino y empeoren la distensión abdominal.

– A medida que el bebé crezca, incluye en su dieta alimentos ricos en fibra vegetal que ayuden a mejorar el tránsito intestinal.

– Cuando el bebé comience a comer purés y alimentos blandos, dale tiempo para que mastique correctamente y con calma.

– Una vez que el niño empiece a comer alimentos sólidos, si tiene el estómago distendido, puedes darle un vaso de agua tibia después de la cena, le ayudará a acelerar la digestión.

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar